LA MEJOR MANERA DE PRESERVAR LAS RECETAS FAMILIARES (Y POR QUÉ DEBERÍAS EMPEZAR A HACERLO HOY MISMO)

¿Quieres conocer a más rescatadoras de recetarios familiares? Pues hoy te presento a Ana Vega @biscayenne y a Carmen Alcaraz del Blanco @bonavivant, dos periodistas gastronómicas que están haciendo un trabajo fantástico con su proyecto Los Recetarios. ¿Su misión? Que no se pierda la cocina más familiar y doméstica. ¿Y cómo lo hacen? Pues encontrando, digitalizando y documentando recetarios familiares de toda España.

Les da igual el formato en el que estén las recetas: escritas a mano o a máquina, en hojas sueltas y amarilleadas o encuadernadas en libretas primorosas. Lo que les importa es lograr que se reconozca el valor gastronómico y emocional de las recetas caseras, de ese cocido de la abuela que revivía a un muerto, las croquetas de pollo de mamá o el arroz con leche que preparaba la madrina. Y, siempre que es posible, tratan de recuperar algo más que las recetas: intentan poner cara e historia a las autoras de las recetas.

¿No te parece un proyecto precioso? Precioso e importante, tanto que hace muy poquito le ha valido a Ana Vega un merecidísimo Premio Nacional de Gastronomía.

Así que, ¡ya lo sabes! Si tienes algún recetario familiar y no quieres que se pierda, ponte ahora mismo en contacto con ellas.