LAS DISTANCIAS

Cocinar con alma | Lola Mayenco

Mi madre vive a 1400 kilómetros. Mi hermana, igual. Mis tías, más lejos aún. Así que, en el día a día, sólo tengo a mano a un grupito de amigas para hacerles la pregunta que más me interesa explorar a partir de las cinco de la tarde: ¿Qué vas a preparar para cenar?

Cuando el hambre acecha y las ideas desaparecen, me entra la necesidad de seguir una conversación que solía tener con mi abuela antes de que perdiera la vista y dejara de trajinar entre fogones.

Me encanta curiosear lo que compra la gente en el mercado. Averiguar lo que le apetece cenar ese día. Si piensa prepararlo a la manera de siempre o tiene ganas de probar una receta nueva. ¿A ti no?

La cocina no entiende de distancias. ¿Qué vas a preparar para cenar?

Foto de Fabián Vázquez Savareikas (Talking Design Studio), chez nous

HAY NOCHES

Cocinar con alma | Lola Mayenco

Hay noches en que lo mejor que puedes hacer por tus hijos es prepararles una buena cena con ingredientes ecológicos, locales y de temporada.

Y hay noches en que lo mejor que puedes hacer por tus hijos es comprar la cena preparada y dedicar el tiempo que te sobra a jugar un rato con ellos o leerles en la cama.

Hay circunstancias y circunstancias… Depende de cómo estén las cosas, calentar en el horno una pizza congelada es cocinar con alma.

MALDITO PERFECCIONISMO

Cocinar con alma | Lola Mayenco

Poner sobre la mesa un plato perfecto, fotografiarlo y compartirlo digitalmente se ha convertido en el pasatiempo favorito de muchas personas. Una prueba de valía y saber. Una actividad que da prestigio.

Sin embargo, el perfeccionismo en la cocina puede tener efectos negativos, especialmente cuando los estándares que nos ponemos son demasiado altos y juzgamos nuestros platos con dureza. La búsqueda exhaustiva de la perfección está alejando de los fogones a la alegría, que no soporta la competitividad y la presión sin límites. El perfeccionismo obsesivo cansa, estresa, genera ansiedad y deprime.

¿Quieres ser una cocinera con alma?

✓  Esfuérzate sin agobiarte.
✓  Riéte de tus errores en vez de avergonzarte.
✓  Sirve platos reales, no ideales.
✓  Basa tu autoestima en la propia satisfacción y no en la opinión ajena.

El perfeccionismo excesivo es catastrófico para tu bienestar emocional, así que destiérralo de tu cocina… ¡y de tu vida!

¿Qué papel juega el perfeccionismo en tu cocina? ¿Le das mucha importancia, poca o la justa?

¿PARA QUIÉN ES «COCINAR CON ALMA»?

Cocinar con alma | Lola Mayenco

Ayer hice mi primera entrevista de radio para promocionar «COCINAR CON ALMA» y disfruté muchísimo… En cuanto tenga el enlace, ya te lo pasaré para que puedas escucharla si te apetece. Y lo que más me gustó fue poder responder en público a una pregunta que suelen hacerme en privado con formulaciones diferentes: ¿Para quién es tu libro? ¿A quién está dirigido? ¿A quién le interesan especialmente sus contenidos?

La solapa del libro da una versión. Léela y verás que dice que «COCINAR CON ALMA» “es un libro para mujeres que quieren ser más felices… y buscan conseguirlo de la manera más sencilla. Aunque les encantaría, tienen demasiadas responsabilidades para hacer un retiro espiritual. Tienen demasiado cansancio acumulado para practicar baños de bosque o descubrir la alegría de ordenar. Tienen la agenda demasiado llena para programar una aventura, regalarse flores o apuntarse a clases de yoga. No obstante, hay algo que hacen día tras día. Una y otra vez entran en la cocina, aunque sólo sea para prepararse un batido verde antes de salir corriendo a la oficina. ¿Por qué no transformar ese espacio cotidiano en un templo de alegría y bienestar? ¿Por qué no convertir el acto rutinario de preparar la comida en un arte de conquista y crecimiento personal?”

Qué bonito es el texto, ¿verdad? Bonito e inspirador. Pero si estuvieras sentada conmigo en mi cocina, te confesaría que el libro también lo he escrito para mí, para todos esos días en que me escucho a mí misma renegando frente a los fogones.

El escritor no es más que un mendigo contándole a otro mendigo dónde puede encontrar pan.

El hambre es compartida.

Foto | Mónica Bedmar

¿COCINAS BAJO PRESIÓN O COCINAS CON ALMA?

Cocinar con Alma | Lola Mayenco

Las mujeres que cocinamos en casa a diario, lo hacemos bajo una presión enorme aunque a veces no nos demos mucha cuenta.

✘ Nos presionan los gurús de la gastronomía, que nos dicen qué preparar, cuánto preparar y cómo hacerlo sin tener en cuenta la realidad de nuestra vida.
✘ Nos presionan los programas gastronómicos de televisión tipo «MasterChef», imponiéndonos estándares de calidad profesional imposibles de alcanzar en las cocinas domésticas.
✘ Nos presionan las redes sociales, especialmente Instagram, con su ideal de platos perfectos.
✘ Nos presionan nuestras parejas e hijos cuando nos imponen el menú, no colaboran en la preparación de los platos y encima nos critican.
✘ Nos presionan otras mujeres de la familia, cuando nos imponen patrones y prácticas perpetuadas históricamente.
✘ Y nos presionamos nosotras a nosotras mismas, cuando integramos todas estas presiones sin cuestionarlas.

Es por esto que quise escribir «COCINAR CON ALMA».

✓ Para que las mujeres empecemos a mirar el delantal con nuevos ojos.
✓ Para que nos liberemos de restricciones y exigencias.
✓ Para que nos demos permiso a equivocarnos.
✓ Y, sobre todo, para que borremos del recetario la palabra «Perfección» y nuestras cocinas se conviertan en lo que siempre debieron ser: un refugio de sensualidad, amor, creatividad y risas.

DÍA DE PUBLICACIÓN

Cocinar con alma - Día de lanzamiento

«COCINAR CON ALMA» sale a la venta hoy, así que ya deberías poderlo conseguir fácilmente en tu librería favorita. Pero, si te cuesta encontrarlo, siempre puedes comprarlo a través de Amazon.

Yo, la verdad, estoy super feliz. Y no sólo porque «COCINAR CON ALMA» es una obra de amor a la que he dedicado varios años y me muero de ganas de que puedas leerla, sino porque me ha dado la oportunidad de colaborar con profesionales tan maravillosos como…

Sandra Rodericks de Ute Körner Literary Agent – agente literaria
Rocío Carmona – editora
Laura Vaqué Sugrañes – correctora
Luis Tinoco – director de arte e ilustrador
Damián Cubells Peláez – diseño
Mariola Iborra y Patricia Perales Sánchez-Montañés – comunicación y prensa
Hugo de Cominges Rivière – redes sociales
Elena Castillo Izquierdo – consultora de diseño
Siobhan Ferguson – fotografía

A todos vosotros, ayer, hoy y siempre, ¡Mil gracias! 🙏🏼 💕

Foto de Mónica Bedmar, chez María Lanau & Oliver Morales

¿TE GUSTA LA PORTADA?

Lola Mayenco | Cocinar con alma

¡Por fin puedo enseñarte la portada de «COCINAR CON ALMA»! El libro es una obra de amor a la que he dedicado varios años, así que estoy muy contenta de que vayas a poder tenerlo contigo muy pronto…

Para poder escribir «COCINAR CON ALMA», he viajado por el Mediterráneo, desde España hasta Israel, en busca de mujeres que son felices entre fogones y cazuelas. Las he acompañado al mercado, he observado cómo usan los cuchillos, he probado su sazón y he escuchado sus secretos para disfrutar más de la cocina… y de la vida. ¿Quieres conocerlos? Pues encarga «COCINAR CON ALMA» en tu librería favorita y podrás recogerlo el primerísimo día de lanzamiento: el próximo 10 de septiembre.

Y, si lo prefieres, también puedes reservarlo ahora mismo en Amazon.

Diseño de cubierta | Luis Tinoco

Foto | Mónica Bedmar

¿QUIÉN INVENTÓ LA COCINA?

Cocinar con alma | Cómo disfrutar más de los fogones... y de la vida

Acabo de regresar de Creta, donde la arqueóloga e historiadora culinaria Mariana Kavroulaki me ha confirmado lo que muchas intuimos: que la cocina es un invento de las mujeres. Y no sólo eso: también que cocinar fue una actividad que hicimos las mujeres en exclusiva durante muchísimo tiempo. Los hombres se iban a cazar y con suerte tardaban tres o cuatro días en volver a casa, así que fuimos las mujeres quienes aprendimos a domesticar vegetales y animales pequeños, descubrimos qué plantas y frutos eran comestibles e hicimos frente al desafío de alimentar a todo el mundo mientras los hombres estaban fuera.

Sin embargo, en el momento en que los hombres se empezaron a dar cuenta de la importancia económica y simbólica de la cocina, se las ingeniaron para lograr que las mujeres sólo pudieramos cocinar si la actividad era doméstica, ordinaria y no remunerada. En Mesopotamia, en Grecia, en Roma y en muchas otras sociedades antiguas, los hombres echaron a las cocineras de los banquetes públicos, los rituales religiosos y el negocio de las tabernas y se quedaron con el prestigio, el reconocimiento… y las monedas.

Desde entonces, las mujeres no hemos hecho sino perder poder en la cocina. En la actualidad, sólo 1 de cada 10 restaurantes españoles con estrella Michelin tienen a una mujer al frente. Y por mucho que en las casas españolas seamos las mujeres las que más cocinamos (el 84% de las españolas cocinamos en casa a diario, en comparación con el 42% de los hombres), la mayoría de nosotras lo hacemos por obligación o por rutina, y no porque nos encante hacerlo.

Así que un buen día decidí recorrer el Mediterráneo para tratar de encontrar a mujeres que realmente disfruten frente a los fogones. Quería saber cómo lo logran: cómo hacen para no cocinar bajo presión y cocinar, en su lugar, con alma. Y mi nuevo libro es un collage de las historias y las estrategias que me han ido contado.

¿Quieres conocerlas? Pues encarga «COCINAR CON ALMA» en tu librería favorita y podrás recoger tu libro el primer día del lanzamiento. Aunque, si lo prefieres, también puedes reservarlo ahora mismo en Amazon 👇🏻

❤️ «COCINAR CON ALMA: Cómo disfrutar más de los fogones… y de la vida» (Ediciones Urano) ❤️

Foto | Maximo Castagno

¿UN LIBRO DE COCINA FEMINISTA?

Cocinar con alma | Un libro feminista, sensual y alegre

¡Pues sí! Feminista, sensual y alegre: estos serían los tres adjetivos que colgaría a «Cocinar con alma» si me gustaran las etiquetas. Pero como odio que me cataloguen y me metan en cajitas, déjame que te cuente más cosas del libro. Me gustaría mucho explicarte a quién se lo dedico…

Y es que «Cocinar con alma» no es sólo un cálido abrazo en la distancia a todas las chefs y sumilleres que nos dan de comer y de beber en los restaurantes sin que las veamos o reconozcamos su valor en una industria que tiende a desdeñarlas e impide que ocupen el lugar que merecen.

«Cocinar con alma» es, sobre todo, una ofrenda de gratitud a las hermanas de sangre, de leche y de vino que nos animan a gozar más íntensamente de la vida en general y de la comida en concreto.

Seguro que tienes muy cerca a alguna de estas «cocineras con alma», ¿a que sí? Todos conocemos a mujeres de presencia imponente entre fogones; mujeres con las que nos encanta juntarnos a cocinar debido a sus risas contagiosas y a su entusiasmo arrollador; mujeres con la capacidad de despertanos sentimientos de amor, consuelo y bienestar a través de sus platos.

Son nuestras abuelas, madres, hermanas, tías o suegras. Son nuestras compañeras de trabajo o nuestras vecinas. Son amigas íntimas o simples conocidas.

¿En qué cocina entrarías ahora mismo sin dudarlo? ¿Conoces a alguna cocinera con alma?

Foto | Mónica Bedmar

¿DE QUÉ VA «COCINAR CON ALMA»?

Cocinar con alma | Una llamada al empoderamiento femenino

Ok, ahora que habemus título, querrás saber de qué va el libro, ¿no? Pues según las pocas personas que han leído el manuscrito, «COCINAR CON ALMA» es una invitación a disfrutar de los sentidos con alegría. ¡Y me encanta que lo digan, porque es cierto!

Pero, si me preguntas a mí, te diría que el libro es una llamada al empoderamiento femenino.

Me toca mucho las narices que sólo 1 de cada 10 restaurantes españoles con estrella Michelin tenga a una mujer al frente. Y me come la moral que el 84% de las mujeres españolas cocinemos a diario en nuestras casas y que no seamos nosotras quienes decidamos qué cocinar, cuánto cocinar y cómo hacerlo.

Ahora que, por fin, las mujeres estamos alzando la voz masivamente en contra del acoso sexual, la discriminación salarial en el trabajo, la infantilización en la sala de partos y la maternidad como mandato, ya va siendo tiempo de que también nos empoderemos frente a los fogones.

Así que he dedicado las páginas del nuevo libro a tratar de promover un cambio de mentalidad que nos permita sentirnos más relajadas, seguras de nosotras mismas y libres de hacer lo que mejor nos parezca en nuestras propias cocinas. Que seamos nosotras, y sólo nosotras, quienes decidimos lo que echamos a la sartén. No los gurús de la gastronomía, ni las series de televisión, ni nuestros maridos, ni Instagram.

¡Viva la igualdad en la cocina! ¡Viva la cocina feminista!

Foto | Fabián Vázquez Savareikas de Talking Design Studio